DIFERENTES TÉCNICAS PARA UNA MÁXIMA EFECTIVIDAD

Equipo diseñado para tratar diferentes patologías estéticas faciales y corporales.
Las técnicas que el equipo dispone son: Radiofrecuencia Capacitiva Monopolar, Radiofrecuencia Resistiva Monopolar, Radiofrecuencia Bipolar, LEDS.

RADIOFRECUENCIA.

 Radiofrecuencia Sapphire

La Diatermia por radiofrecuencia es un método seguro, trabaja en todas las capas de la piel para revitalizarla de forma natural.

La radiofrecuencia son emisiones electromagnéticas que se transforman en energía térmica.
Aparecen pues dos mecanismos de producción de calor:

• Por efecto Joule, debido a la resistencia eléctrica del tejido a la conducción de la corriente.
• Por absorción de radiación electromagnética, debido a las estructuras moleculares. Movimiento rotacional de las moléculas de agua que produce un efecto mecánico de fricción que se transforma en calor.

La frecuencia de emisión de la Radiofrecuencia influye, a mayor frecuencia, (menor longitud de onda) con una menor penetrabilidad. Además, el efecto que genera el paso de la radiación electromagnética en forma de radiofrecuencia en los tejidos superficiales del organismo es dependiente de su frecuencia.

COMO SE ORIGINA EL CALOR

Existen dos modos de generar calor en función de la forma de aplicación y el mecanismo que utilizamos para ello.

Diatermia Capacitiva (electrodo metálico recubierto de un aislante)
Este aislante hace que la corriente cambie constantemente de polaridad, el calor se genera principalmente por rozamiento de moléculas bipolares. El agua es la sustancia del organismo que más moléculas dipolares tiene por tanto la corriente actúa sobre los tejidos que contengan mayor contenido en agua principalmente muscular y vascular.
Las moléculas de agua tienen una estructura dipolar, cuando se exponen al campo capacitivo originado por un condensador, estas se mueven hacia él por atracción.
Por ejemplo un circuito de corriente alterna de alta frecuencia (radiofrecuencia) de 0.5 MHz, cambia de polaridad medio millón de veces por segundo, produce la rotación dipolar del agua a la  misma frecuencia, este constante y rápido movimiento genera calor y aumenta la temperatura del interior del organismo.

Diatermia Resistiva (electrodo metálico sin revestimiento)

La corriente entra en el organismo de manera más directa. En este caso aumenta la temperatura en los tejidos con mayor resistencia eléctrica, tejido adiposo. La resistencia de la grasa es unas diez veces superior a la del tejido de la dermis. En este caso predomina el efecto térmico en el tejido adiposo y membranas celulares.
En estética, la elevada frecuencia de estas corrientes y la potencia de aplicación induce a un calentamiento de los tejidos sub-epidérmicos. El calor produce un aumento de temperatura de dentro hacia fuera donde se disipa.

 

Bipolar:

En este caso el electrodo de tratamiento lleva incrustado en el mismo cabezal un electrodo de salida y un electrodo de retorno por lo que la corriente está en constante movimiento de un polo hacia  el otro, alcanzando una profundidad menor que en el caso anterior.

 

Como Novedad la Radiofrecuencia Phoenix500 incorpora un manípulo de LED ROJA ( 623 – 730 nm )
La luz roja es la que va a actuar como antiarrugas y como terapia de rejuvenecimiento cutáneo. Los infrarrojos usan longitud de onda larga, por lo que pueden penetrar profundamente en la piel. Se activan los Fibroblastos, que son los responsables de la formación del Colágeno y Elastina, cuyas fibras son las responsables de la matriz cutánea y el mantenimiento de la piel.